DIETÉTICA Y NUTRICIÓN, UNA PROFESIÓN DE ÉXITO

| 2018-10-02T11:18:12+00:00 2 octubre, 2018|Área Sanidad y Salud|Sin comentarios

Estudiar nutrición está en auge, ¿os habéis fijado en los cambios que está experimentando la cesta de la compra en los últimos años? Los nutricionistas son profesionales de suma importancia en un mundo donde la alimentación y la educación en los consumos, está siendo cada vez más importante.

La labor del nutricionista es de suma importancia para la salud en general. Sin su labor, una persona podría sufrir graves consecuencias gracias a una dieta poco estable. Debemos tener en cuenta que cada organismo es diferente, lo que significa que una misma dieta no les serviría a dos personas distintas, de ahí la importancia de este profesional.

Unos correctos hábitos alimenticios son imprescindibles dentro de los pilares de una buena salud y para el bienestar general. Conocer esto es de vital importancia en las distintas etapas de la vida: es esencial en los adolescentes, para evitar anemias y trastornos alimenticios; es muy importante durante el embarazo o durante la tercera edad.  Aun así, según se indica desde la Organización Mundial de la Salud, la carencia de vitaminas y minerales, consecuencia de una incorrecta alimentación, sigue siendo prevalente en todo el mundo.

Algunas de las principales recomendaciones para llevar una correcta alimentación son las siguientes:

  • Consumir alimentos frescos y de temporada, que siempre resultan más nutritivos.
  • Evitar la comida precocinada contiene muchas grasas y sustancias dañinas para la salud
  • Es interesante planificar cada semana las comidas y las cenas, y, así, sacar partido a los productos que tenemos en la despensa y no comprar más de lo necesario.
  • Lo ideal es la apuesta por la dieta mediterránea. Las frutas y verduras deben constituir la parte más importante de la comida.También se debe de incluir legumbres, que son una gran fuente de energía, fibra, proteínas vegetales, vitaminas y minerales.
  • Por otra parte, es necesario recalcar la necesidad de consumir más pescado que carne, ya que este contiene grasas más saludables.
  • Intentar cocinar con técnicas saludables (horno, parrilla, vapor, etc.), que evitan el uso de demasiado aceite, con lo que los platos serán menos calóricos y más nutritivos.
  • El consumo moderado de aceite de oliva virgen extra constituye uno de los estandartes de la dieta mediterránea y del cuidado de la salud. Gracias a su contenido en ácidos grasos saludables, este tipo de aceite ha demostrado reducir el riesgo cardiovascular frente a otras dietas.
  • Otro de los principales factores que ayuda en nuestra salud es la hidratación. Normalmente no se le da la importancia que realmente tiene y nos cuesta ingerir la cantidad diaria de líquidos recomendada.

En definitiva, adquiriendo unos hábitos de vida saludables y haciendo ejercicio físico de forma regular, aunque sólo sea caminar unos 60 minutos diarios (de camino al trabajo, cuando se hace la compra, etc), conseguiremos mejorar notablemente nuestra salud y asegurarnos una adecuada calidad de vida en el futuro.

En conclusión, la nutrición ya no es una preocupación solo para quienes tienen sobrepeso o alguna otra enfermedad que les impone una dieta terapéutica, la nutrición ha pasado a ser parte importante del estilo de vida de millones de personas, y por tanto existe una gran demanda laboral de este tipo de profesionales.

¿Por qué estudiar nutrición? ¿Qué novedades encontramos en el estudio actual de la nutrición y la dietética?

1. Numerosas áreas de actuación profesional Puede que te guste la docencia y decidas enseñar a otros tu disciplina o que lo tuyo sea el deporte y ayudes a atletas a alcanzar su máximo nivel. Desde una consulta privada hasta miembro de grandes multinacionales de la alimentación, los nutricionistas tienen donde escoger para desarrollar su carrera profesional.

2. Trabajo diverso y dinámico Los profesionales de la nutrición interactúan a diario con diferentes personas y situaciones. Cada caso puede llegar a ser un verdadero reto a las habilidades profesionales. Es una profesión muy dinámica.

3. Crecimiento profesional constante En un área tan dinámica como esta, estudiar nutrición es una actividad para toda la vida. Hay que mantenerse actualizado y seguir estudiando siempre.

4. Innovación con nuevas tecnologías
La nutrición es un campo en el que constantemente se está innovando y trayendo al mercado nuevas tecnologías. Estar al día será un reto.

5. Nuevos descubrimientos científicos amplían las posibilidades de aplicación de la nutrición
Para muchas enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertensión, la nutrición es un instrumento terapéutico primario. Cada día se descubren nuevas relaciones entre la alimentación y enfermedades como el alzheimer, la esclerosis múltiple o el parkinson que están llevando a crear dietas específicas para estas poblaciones de pacientes.

6. La genética está multiplicando las posibilidades de la nutrición
Aunque aún estamos en los inicios de esta esta revolución, la nutrición personalizada fruto de un estudio genético es ya una realidad para muchos. Los profesionales de la nutrición están encontrando muchas de respuestas en la genética. Se abre aquí un nuevo campo de estudio.

¿Quieres más razones para decidirte a estudiar nutrición? La función de los nutricionistas es cada vez más demanda, bien sea por la concienciación de la sociedad sobre la importancia de la alimentación o por que cada vez lo elementos de control de la alimentación son más estrictos.

¡Esperamos que este post te ayude a decidirte en tu futuro profesional para desarrollar tu pasión! Nuestros asesores te esperan para darte toda la información que necesites sobre el curso de Dietética y Nutrición. ¡No pierdas tu oportunidad!