PRIMER DESAFÍO TRAS LAS VACACIONES: RETOMAR LOS ESTUDIOS

| 2018-09-04T10:20:14+00:00 4 septiembre, 2018|Consejos de Estudio|Sin comentarios

Después de un merecido descanso llega el final del verano y toca volver a la rutina y también el primer desafío: retomar nuevamente los estudios. El descanso sin duda nos habrá ayudado a volver con las pilas cargadas y también a coger con más ganas y energía el temario, pero volver a recuperar el ritmo de estudios después de un parón puede resultar a veces algo complicado si no nos hemos mentalizado previamente. En estos casos, el nivel de estrés puede ocasionar síntomas como la irritabilidad, la falta de sueño y también la falta de motivación.

Por esta razón, te ofrecemos algunos consejos para que puedas retomar de forma efectiva y rápida el ritmo de estudios que tenías antes de las vacaciones y, de esta manera, afrontar este paso con muchas más ganas.

1. Planifica el regreso
La planificación es muy importante a la hora de retomar los estudios. Nunca debes esperar hasta el último momento, lo mejor es mentalizarnos unos días antes, preparar los materiales, consultar el temario y ponernos al día en cuanto a los contenidos que vamos a estudiar. Revisamos apuntes, en el caso de retomar estudios que ya cursamos el curso anterior, preparar los cuadernos, en conclusión, preparar todo nuestro material de estudio, con ilusión y ganas de afrontar este nuevo reto.

2. Recupera el ritmo gradualmente
Debes tomarte el regreso con calma y comenzar poco a poco adaptándote nuevamente a los horarios de estudio, al clima y a la vuelta a la rutina. Inicia unas semanas antes a habituarte de nuevo a los horarios, ve leyendo los contenidos, pasa a limpio apuntes, haz todo lo posible para que tu mente vuelva a habituarse a la concentración y al estudio. Añade más tiempo cada día hasta lograr el objetivo de tiempo deseado.

3. Define un horario de estudio
Al regreso de las vacaciones, además de ir recuperando el ritmo de forma gradual e ir adaptándote nuevamente a los horarios de estudio, ten  en cuenta que efectivamente debes tener un horario especifico de comienzo y final de la jornada de estudios, es decir debes establecer un período de estudios diario, siempre a la misma hora, con la finalidad de crear una rutina que debes respetar. Si lo cumples habitualmente, te sentirás bien y tu mente estará satisfecha de cumplir con los objetivos.

4. Concéntrate en tu objetivo
Para sentir de nuevo la motivación inicial, debes recordad el motivo principal por el cual te matriculaste y por el cual te estás esforzando tanto, que no es otro que alcanzar tus metas para conseguir un puesto de trabajo o para mejorar profesionalmente. Repite continuamente tu objetivo y esto hará que te cueste menos recuperar el ritmo de estudios.

5. Elimina las distracciones innecesarias
Para hacer que la transición del descanso al estudio sea lo más suave posible, debes eliminar todas las distracciones innecesarias. Es decir, debes rehuir siempre de las tentaciones y de los famosos “ladrones del tiempo”. Por ello, apaga tu teléfono móvil mientras estudias, no pierdas tiempo de estudio navegando por Internet, no permitas que tu mente aproveche la menor oportunidad para distraerse y flojear, de esta manera será mucho más fácil ponerse al día de la manera más rápida y eficiente posible, sin distracciones obvias y sin molestarse cada cinco minutos. Es mejor dedicar menos tiempo al estudio pero sin distracciones y de calidad, que más horas en las que continuamente te estás despistando con otras cosas.

6. Recompensa tu esfuerzo
Una excelente estrategia que te ayudará mucho a motivarte para retomar nuevamente la rutina de estudios es darte pequeños premios tras conseguir objetivos específicos que te hayas marcado inicialmente. Estos pequeños premios o recompensas a tu esfuerzo no tienen porqué tener que ver con el estudio, es decir, pueden ser personales para que te motiven aún más. Por ejemplo, durante el estudio, pueden consistir en pequeños periodos de descanso y desconexión mental. Esto puede suponer bajar a tomar un café, salir a dar un paseo o incluso, tomarte el fin de semana libre si has conseguido tu objetivo semanal.

7. Equilibrio estudiar descansar
Cuando retomes tus hábitos de estudio es muy importante no ponerse a estudiar sin sentido, por este motivo debes establecer períodos claros de descansos durante las jornadas de estudio, es decir, debe haber un equilibrio entre estudiar y descansar.

Después de un merecido descanso, retomar nuevamente los estudios es un período de transición que debes saber como afrontar adecuadamente. Sigue estos consejos, volverás a tu rutina de estudios antes de que te des cuenta y estarás más cerca de alcanzar tus objetivos.

Para esto, el equipo de profesionales de Activatres está involucrado en perseguir de manera individual, los objetivos de cada alumno utilizando la metodología más avanzada y las técnicas educativas exigidas y alineadas al mercado laboral actual.

Activatres cuenta con un equipo de contrastada experiencia que te ayudará a alcanzar tus metas, no te rindas y verás que todo esfuerzo tiene su recompensa.