¿QUIERES TRABAJAR EN EL CUIDADO Y ANIMACIÓN INFANTIL?

| 2019-07-30T09:01:38+00:00 30 julio, 2019|Área Educación|Sin comentarios

¿Quieres adquirir conocimientos sobre la atención y la animación infantil? Si te gustan los niños y quieres trabajar en el sector de la educación infantil, el Curso de Especialista en Atención y Animación Infantil que ofrece Activatres, en modalidad presencial o a distancia, puede ser de tu interés.

Un animador infantil es una persona que está capacitada para hacer disfrutar a los más pequeños a través de gestos, expresiones o mímica, juegos, lecturas, etc…  Con el fin de hacer mucho más amena la actividad, este tipo de profesionales se esmera en hacer todo lo posible para que el ritmo no decaiga.

Esta formación te proporciona las herramientas educativas y las competencias necesarias para que tengas un amplio abanico de recursos y puedas desarrollar actividades y juegos con los niños, para que así se pueda conformar un aprendizaje a través del ocio infantil.

Los objetivos principales pasan por adquirir conocimientos sobre la planificación y programación de actividades de animación infantil, fomentar la animación de grupos y actividades extraescolares, estudiar las características evolutivas (psicológicas, intelectuales y afectivas) que faciliten la relación con los niños, adquirir las estrategias de comunicación con la familia, entre otros.

1. ¿Cuáles son las características principales que debe tener una persona para trabajar en el ámbito infantil? 

  • Altruismo: Rasgo fundamental si nuestro objetivo es ayudar a otro ser humano.
  • Apertura a la experiencia: Importante para promover la curiosidad intelectual y el interés tanto del mundo interno como externo. Permite además, tener una mente sin prejuicios, ya sean por cultura, religión, estatus social, etc.
  • Asertividad: Los niños y pre-adolescentes toman con relativa facilidad modelos de referencia para sus ideales y conductas, es por esto que el profesional puede convertirse en uno de ellos. Para que el proceso sea positivo, debes ser capaz de expresas sus ideas y emociones de manera adecuada y constructiva, pero sin renunciar a la firmeza.
  • Autoestima: Es frecuente que las personas que trabajan con niños reciban críticas, tanto de estos como de sus cuidadores y familiares. Por lo que debes ser capaz de aprovechar las críticas constructivas y no dejarte afectar por las destructivas.
  • Capacidad de resolver problemas: Este rasgo, no es solo el hecho de que puedas resolver problemas, sino también que puedas crear respuestas alternativas, barajar distintas hipótesis, buscar explicaciones, etc.
  • Empatía: Probablemente la característica más importante. En el caso de trabajar con población infantil y juvenil, empatizar a altos niveles, se puede hacer más difícil, no porque no se sea capaz de sentir las emociones del otro, sino porque puede resultar más difícil de comprender cómo una determinada situación ha afectado como lo ha hecho.
  • Equilibrio emocional: En estrecha relación con el autocontrol, consiste en evitar perder los nervios.
  • Independencia: La independencia juega un papel fundamental para que el niño y el profesional mantengan siempre una cierta distancia, evitando caer así en una relación dependiente, que sería en cualquier caso contraproducente.
  • Flexibilidad: La flexibilidad tiene que ver, por un lado, con la capacidad de aceptar distintas situaciones creadas en el contexto de la intervención, pero también con saber responder de manera creativa y novedosa ante los problemas que puedan surgir.
  • Ser reflexivo: Debes ser capaz de entender tus impulsos y reflexionar sobre tu estado en cada situación; esto te permitirá tomar decisiones de manera más objetiva y consciente.

Si tu objetivo es trabajar en el ámbito infantil-juvenil y dispones de una buena capacidad de reflexión, piensa qué características necesitas mejorar y ponte manos a la obra. Casi todas las capacidades del ser humano, pueden ser entrenadas y mejoradas.

2. ¿Qué salidas laborales tiene?

Una vez finalizada esta formación, las salidas laborales como especialista en Atención y Animación Infantil serán las siguientes:

  • Programador de actividades infantiles de ocio y tiempo libre.
  • En guarderías, ludotecas, centros infantiles.
  • En centros para menores en riesgo social.
  • En empresas del sector de los servicios sociales de atención a la infancia.
  • En hoteles vacacionales.
  • Comedores infantiles.
  • Centros de talleres y actividades infantiles.
  • Centros de intregración social.
  • Centros de asesoramiento familiar.

 ¿Te sientes identificado con este perfil? ¿Te gustaría trabajar como especialista en atención y animador infantil? Si es así infórmate sin compromiso sobre nuestro curso y no esperes para ejercer la profesión que realmente te gusta.