¿SABES ELEGIR LA FOTO PARA TU CURRICULUM?

| 2019-02-05T11:19:42+00:00 5 febrero, 2019|Empleo|Sin comentarios

Nuestra imagen es nuestra carta de presentación. Cada vez es mayor el número de empresas que otorgan especial importancia en sus procesos de selección al perfil e imágenes de los candidatos.

No hay ninguna duda, la primera impresión es muy importante. Tanto en la vida privada como en la profesional, si la primera impresión no va bien, significa que hemos cometido algún error. Aunque todos sabemos que en los currículum vitae las fotos deben sen más “serias” que en las redes sociales, se dan casos que nos pueden sorprender, fotos en el CV de una fiesta, o cortando la cara de las personas que tenemos alrededor, en la playa, etc… ¿En serio? ¿De verdad crees que tu foto en la fiesta del cumpleaños de un amigo, o paseando a tu perro va a funcionar en tu currículum?

La foto perfecta ayuda a que empieces esa primera toma de contacto con el pie derecho, a que se fijen en tu currículum y que aumenten tus posibilidades de que la empresa contacte contigo. El objetivo es ayudar a que descubran más cosas de ti y ayudarte a crear la imagen que realmente quieres dar.

Debes enfocarte en elegir una foto que de una imagen profesional. Aquí te ofrecemos algunos consejos para que aciertes en tu elección:

  1. Elige una foto en la que salga tu cara más o menos cerca. Un plano medio es el más aconsejable, siempre mejor que un primerísimo plano o una imagen de cuerpo entero. Piensa sobre todo en la actitud y exprésala con la pose elegida. Intenta trasmitir tu personalidad.
  2. ¿Sonreír o no? Una sonrisa leve siempre es agradable pero una carcajada no es necesaria para encontrar el mejor trabajo.  Debes dar una imagen atractiva y cercana.
  3. No muestres una foto en la que salgas con amigos, pareja o hijos.
  4.  El contexto:  Ponte en tu entorno más habitual, buscando la situación más típica posible que hable de ti pero nunca con espacios demasiado reconocibles ni evidentes. Si no contextualizas, utiliza fondos neutros y de colores sólidos y texturas naturales. Siempre es preferible que el fondo esté fuera de foco y así dar especial énfasis al rostro.
  5. Por supuesto, intenta diferenciar esta imagen de la que pones en facebook o el resto de redes sociales.
  6. Debe ser una foto reciente (que se te reconozca). Cuando vas a una entrevista debes verte como te ves en la fotografía.
  7. Piensa en el puesto de trabajo al que quieres acceder y escoge el vestuario que coincida con el empleo al que aspiras. Evita logotipos marcados en la ropa y estampados o imágenes que te escondan y anulen. Elige colores lisos y neutros, oscuros o claros, los dos son factibles pero eso marcará también tu personalidad en la imagen.
  8. Cuida tu imagen: Que el cabello salga cuidadosamente peinado, que la ropa carezca de manchas ,que la camisa o la blusa no tenga arrugas,etc..
  9. Lo más importante, no la dejes en blanco. No es obligatorio incluir foto en la solicitud de un puesto de trabajo, pero sí es recomendable hacerlo. No se trata tanto de que tu interlocutor te encuentre atractiva/o, sino más bien de que su primera impresión le haga pensar que te ajustas al puesto para el que te estás postulando. Si eres capaz de sugerir sutilmente con tu foto que ya eres un empleado de la empresa, aumentarás notablemente las posibilidades de que te contraten. Cuatro de cada cinco expertos de Recursos Humanos siguen prefiriendo solicitudes que incluyan fotografías.
  10.  Y por último, pero no menos importante recuerda, pide ayuda o utiliza el temporizador de la cámara, pero NUNCA JAMÁS uses un SELFIE para tu solicitud de empleo.Esperamos que estos consejos te ayuden a tu elección.